sábado, 13 de marzo de 2010

El reflejo de mi alma en la ventana


Acompañada por mi soledad,
veo entre dos luces
el reflejo de mi alma en la ventana
me ensueña esta hora en la que huye el día,
gozo del silencio que ronda la casa.

Me resguardo en mi rincón,
entretejida en el sillón de mi abuela,
una lapicera que amo entre mis manos
fecunda, dibuja en un cuaderno lo que siento.

Lejana la radio me sorprende
con una canción que me han dedicado,
asoman las lágrimas que he guardado,
se ensombrece mi escrito... se vuelve enrevesado.

Algo suavemente toca mi ventana y cuando miro
veo una mariposa parda...
recuerdo unos ojos, una mirada y una eterna sonrisa
que llevo en mi mente estampada.

Tengo que levantarme y salir de este momento,
pero me detienen los recuerdos.
Como enmienda reclamo volver a ser niña
y que sea mi abuela la que seque mis lágrimas.

Vuelve mi rincón, mi sillón, mi refugio,
mi ventana, el reflejo de mi alma y mi mariposa parda
es todo lo que tengo...
para mantener la calma...




3 comentarios:

G. Schenk dijo...

Felicitaciones amiga!!!

Andrea dijo...

ESPECIAL Y BELLO SITIO, UN LUGAR DONDE SOLO PUEDE ESTAR PLASMADO LAS SENSACIONES Y VIVENCIAS DE VOS MARIANA! UNA CANTANTE Y POETA DE LA VIDA..... FELICITACIONESSSS
ANDREA

Ana dijo...

Felicidades, hermoso lo que escribes,mucho sentimiento.
Un saludo